jueves, 20 de marzo de 2014

¿Cómo atender en el aula al alumnado con discapacidad motora?

Algunos aspectos que el profesorado debe considerar cuando tiene en el aula a un alumno/a con discapacidad motora son:
  • Hacer uso de las adaptaciones de acceso al currículo y del plan de evacuación.
  • Antes de comenzar debemos asegurarnos de que el alumno/a está colocado de manera correcta.
  • Tenemos que fijarnos en que el alumno/a pueda moverse dentro del aula.
  • Debe estar sentado lo más cerca de la puerta y del docente.
  • Su campo visual debe estar orientado hacia el resto de alumno/as del aula.
  • Debemos facilitar la autonomía del escolar en sus desplazamientos y en el uso de sus materiales, aunque siempre bajo la supervisión de un adulto.
  • Los materiales que vamos a usar deben estar a su alcance.
  • La información debe estar a la altura de los ojos del alumno/a.
  • El personal (docente o auxiliar) que atienda al alumno/a deberá estar informado de las limitaciones del escolar y favorecer la funcionalidad de las extremidades afectadas, etc.
  • Si es necesario, se facilitará al alumno/a el uso de un sistema de comunicación alternativo.
  • Se programarán actividades con distintos grados de dificultad, siempre partiendo de su nivel competencial y teniendo en cuenta su grado de dificultad.
  •  Respetaremos su ritmo de trabajo y no nos adelantaremos a sus respuestas.
  • El refuerzo positivo es muy importante, valoraremos su esfuerzo.
  • Evitaremos las posibles actitudes de autocompasión, sobreproteción o impaciencia.
  • Fomentaremos el trabajo cooperativo en pequeño grupo.
  • Le enseñaremos cómo realizar una determinada tarea y le daremos oportunidad para que las generalice.
  • El uso de agendas y horarios de trabajo le facilitará la organización y autonomía.
  • Tendremos en cuenta que debemos ajustar la cantidad de tareas a realizar ya que suelen tardar más tiempo que sus compañeros/as.
  • Si es necesario, le daremos tiempo para descansar.
  • Debemos ser flexibles en las expectativas que tenemos sobre el escolar.
  • Es importante explicar a los compañeros/as las repercusiones de este tipo de discapacidad.
  • Debemos evitarle los ruidos y sonidos bruscos, y la excesiva estimulación visual.
  • Las ayudas se irán reduciendo en función de sus necesidades.
  • Las actividades se deben programar graduando su dificultad. Es muy importante que el alumno/a tenga éxito.
  • Los procedimientos e instrumentos de evaluación serán adaptados teniendo en cuenta el artículo 29.8 de la Orden de 13 de diciembre de 2010, por la que se deben usar las ayudas técnicas en las pruebas escritas que usemos en el aula.
  • El tiempo de las pruebas de evaluación será flexible.
  • Las actividades de evaluación se propondrán de manera intercalada entre las actividades de enseñanza, así podremos reorientar y ajustar el aprendizaje si fuese necesario.
  • Construiremos instrumentos de evaluación específicos y variados y nos adaptaremos a sus posibilidades comunicativas cuando presentemos las actividades de evaluación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu aportación.