martes, 18 de marzo de 2014

Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD)

Un alumno/a presenta Trastorno generalizado del desarrollo (TGD) cuando observamos limitaciones en su funcionamiento. Se representa mediante una perturbación grave y generalizada en las habilidades sociales y para la comunicación, o por la existencia de comportamientos, intereses y actividades invariables.
Las alteraciones cualitativas que demuestran son impropias de su nivel desarrollo o edad mental y suelen notarse durante los primeros años de vida. Durante parte o toda su escolarización necesitará apoyos atenciones educativas específicas.
Este trastorno puede presentarse junto a otra discapacidad (intelectual, sensorial o motora), pero sus trastornos de conducta o emocionales, así como otras influencias externas (problemas socioculturales o instrucciones inapropiada o insuficiente), no son resultado de las mismas.
Incluye:

  • El Trastorno de Asperger.
  • El Trastorno de Rett.
  • El Trastorno desintegrativo infantil.
  • El Trastorno generalizado del desarrollo no especificado.
En su diagnóstico debemos tener en cuenta los criterios de identificación del Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales publicados por la Asociación Americana de Psiquiatría. Aunque el que el alumno/a cumpla esos criterios no quiere decir que sufra el Trastorno, sino que éstos deben ser los indicadores para que se inicie el proceso de identificación por el EOEP de zona en coordinación con el EOEP específico de TGD, quienes analizarán la gravedad del trastorno en los ámbitos del desarrollo social, de la comunicación y el lenguaje, de la anticipación y flexibilidad mental y de la simbolización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu aportación.